$0
0 artículos en el carro de compra

Cómo reemplazar la bolsa del papelero ahora que estarán prohibidas en Chile


A fines de mayo de 2018 el Gobierno de Chile anunció que prohibirá el uso de bolsas plásticas en el comercio a lo largo de todo el territorio, convirtiéndose en el primer país americano con una medida de estas características. El proyecto de ley, que ya fue despachado para su futura promulgación, incluye las bolsas biodegradables ya que éstas requieren de un proceso especial de compostaje realizado en plantas especializadas municipales o industriales donde se puedan obtener las condiciones óptimas para su correcta degradación, algo que hoy no está disponible en el país. 

Después de esta noticia, para muchos surgió una gran interrogante… ¿Qué vamos a usar ahora para botar nuestra basura? Ya que para muchos las bolsas plásticas que se entregaban en los supermercados por ejemplo, eran las mismas que luego usaban para los desechos en el hogar.

Mientras el gobierno hizo un llamado a comprar bolsas de basura (la bolsa de basura negra, como la conocemos) ya que, según explicaron, éstas estaban hechas específicamente para acumular desechos y eran resistentes, por lo tanto serían mucho más eficientes… nosotras creemos que hay mejores opciones. Ya que después de todo… ¿qué lógica tiene que dejemos de usar unas bolsas plásticas, sólo para reemplazarlas por otras?

Aquí la consigna es disminuir el consumo y uso de plásticos de un solo uso y eso es exactamente lo que deberíamos estar haciendo.

Primer paso: reducir lo orgánico

Lo primero y más importante que deberíamos estar haciendo es reducir nuestros desechos. Y la mejor forma de empezar, es disminuyendo nuestra basura orgánica. El 48% de la basura que generamos en nuestras casas son desechos orgánicos y hoy en día se estima que sólo el 4,7% de la población hace compost o abono con ellos. Así que como verás… es bastante basura que podríamos evitar que llegue a los vertederos.

El otro día les compartimos una guía simple para hacer tu propia compostera en casa y ¡esperamos que se hayan animado a hacerla! Pero si vives en un departamento, también puedes optar por una vermicompostera, donde las lombrices californianas harán todo el trabajo de convertir tus desechos en un humus rico en nutrientes que después puedes usar en tus plantas. Hoy existen cada vez más alternativas para conseguir este tipo de composteras y vermicomposteras, o tutoriales en youtube para hacerlas por tu propia cuenta.

Pero si ninguna de estas opciones te convence, también está la posibilidad de dejar tu basura orgánica en manos de un tercero.

Si tienes un vecino que ya tenga su propia compostera, ¡pregúntale si podrían compartirla! Ambos podrían ayudarse mutuamente para mantenerla en óptimas condiciones, aprenderás algo nuevo y podrás entablar una gran relación. Si no, también está la opción de contratar los servicios de una empresa que recoja tus restos de frutas, verduras, cáscaras de huevo, entre otros, semanalmente y se haga cargo de ellos. Algunos de los que nosotras conocemos son Namuntu y Sr Compost, quienes por una membresía mensual de un costo de $15.000 pesos te entregan un balde para que pongas tus desechos orgánicos y realizan este servicio de retiro a domicilio. En el caso de Namuntu, al cuarto mes de membresía incluso te entregan el equivalente en humus.


Segundo paso: rechazar los envases innecesarios

Es algo que venimos recomendándoles hace un tiempo. Si puedes comprar tus frutas y verduras en la feria, con tu propia bolsa reutilizable;  tus cereales, granos, aliños y frutos secos a granel; y si comienzas a preferir productos en envases reciclables como cartón o vidrio en vez de plásticos, además de reemplazar el jabón líquido por uno en barra, el desodorante por uno hecho por ti en casa, entre otras cosas… verás cómo tu basura se reduce considerablemente.

Una vez que empieces a reducir tus desechos y reciclar todo lo posible, entonces estarás listo para el tercer y último paso…


Tercer paso: del plástico al papel

Ahora, que ya tendrás una cantidad considerablemente menor de residuos, te invitamos a reemplazar la bolsa de plástico por una de papel. ¡Puedes usar el papel de diario viejo para hacer una tú mism@!

Aquí hay un video que resume paso a paso cómo hacer tu propia bolsa de basura con papel de diario:

https://www.youtube.com/watch?v=5B0GDC8Ln84